Juan Gomez Casas

Juan Gomez Casas – Relanzamiento de la CNT.

Relanzamiento de la CNT 1975-1979.

Con un epílogo hasta la primavera de 1984

Juan Gómez Casas

Relanzamiento de la CNT 1975-1979

El relanzamiento de la CNT 1975-1979.- con un epílogo hasta primavera de 1984, desarrolla todos los gravísimos problemas a los que se enfrentaba la Organización en la transición y que, “aunque el tronco de lo que constituye le esencialidad de CNT, seguía resistiendo, los embates que le llegaban uno detrás de otro la afectaban gravemente”.

Tal desarrollo, Juan Gómez Casas lo lleva a cabo con esa pulcritud intelectual y ese acendrado espíritu militante que le acompañó en toda su existencia confederal y anárquica.
Responde en El País (30-4-79) a las tergiversaciones de Alfons Quintá (corresponsal del periódico) que insiste en la denominación de anarcosindicalistas para los “paralelos” y en el anuncio de una escisión inminente, promovida por aquéllos de los que ya el PNR de 30-3 al 1-4 de 1979 dice que “se proponen sustituir el anarcosindicalismo propio de la CNT por un sindicalismo revolucionario de orientación marxista, estrictamente limitado a cuestiones reivindicativas meramente económicas”. Y recoge Juan un artículo de Beltza en el CNT nº 27, en el que, refiriéndose a las falsedades de Alfons Quintá y a sus falsos informadores, se hacía eco de la campaña orquestada en connivencia con la prensa burguesa que tendía a hacer creer que los por ellos denominados “puros” eran un grupo de pasotas y terroristas que querían hacer de la CNT un grupúsculo violento.
En definitiva, se preguntaba el autor: “Por qué tanto empeño por parte de la prensa en identificar a los puros con terroristas y a los paralelos con auténticos sindicalistas?”(ver Relanzamiento…,pág. 201). Y veamos ya a Juan hablando de la sesión del viernes 13-12-79 del V Congreso:
“Yo hablé de numerosas reuniones que se daban dentro y fuera de los límites del Congreso. Se confirmaba que el Secretariado permanente del C. N., por completo desatendido, desde la segunda o tercera jornada, de la suerte del Congreso, jugaba sus propias bazas, contactaba con elementos afines, proyectaba en el Congreso las alianzas que, en capítulos anteriores, empecé a referir como hipótesis, pero que ahora ya se confirmaban plenamente. Un grupo de sindicatos, conectado alrededor del Secretariado permanente del Comité Nacional, había llegado con propósitos preconcebidos de hacer prevalecer su visión de las cosas, o, por el contrario, romper el Congreso… Las reuniones por los pasillos y fuera del edificio se concretaron en una acción común definida, el viernes 13 por la tarde…Enterado del propósito que les guiaba, intenté disuadirlos, hablándoles de responsabilidad y de la posibilidad de arruinar el Congreso, pero fue inútil. Estaban dispuestos a llevar a cabo la última fase de un plan previsto de antemano y con anterioridad al Congreso. Otros hechos posteriores al Congreso así lo confirmarían…Tres días después de abandonar el Congreso los 53 delegados, es decir, el lunes 17 de diciembre de 1979, el periódico Diario de Barcelona publicaba ya una nota suscrita por una Comisión Técnica Impugnadora del V Congreso, en la cual se daban las razones de la impugnación. Uno de los firmantes era Francesc Boldú, secretario de organización del secretariado permanente del comité nacional [saliente]. Es decir, se había aplicado con la máxima diligencia un plan previsto de antemano. Esto venía a confirmar que la delicada situación de la Organización en todo este tiempo, con la primera culminación del ataque a los paralelos no había resuelto definitivamente la problemática de la CNT”(Relanzamiento…pág. 228).
Y termina Juan refiriéndose a la pretensión “renovadora” de los escisionistas:
“La CNT se ha renovado a sí misma de congreso a congreso, se ha ido enriqueciendo con la consideración de problemas aparecidos al hilo de la evolución y de los cambios experimentados en el mundo. Entonces, ¿qué quiere decir, en realidad, “CNT renovada” o “Renovación”?. ¿No querrá decir justamente lo contrario de lo que pretende?. Porque nosotros sólo podemos avanzar y profundizar en los problemas a partir de la esencialidad o razón de ser profunda de la CNT. ¿Qué quiere decir entonces paleoanarquismo?. Dado que anarquismo sólo hay uno, no puede haber un anarquismo “renovado” que acepte el Estado o los chanchullos de los políticos, o un anarquismo que, para hacerse aceptar, tenga que renunciar a sus esencias. Este es el caso de CNT”.

Para leer o descargar el libro ejecutar el enlace abajo indicado

Juan Gomez Casas – Relanzamiento de la CNT.