Emma Goldman

Emma Goldman – Mayorías y minorías (Libro y audiolibro)

La mayor parte de sociedades se hallan estratificadas en grupos raciales, étnicos y culturales. La denominación usual que se les da es “minorías” (o bien “mayorías”, según el caso). Estas minorías se distinguen de una estratificación por clases, en tanto que poseen estilos de vida distintivos que pueden remontarse a tradiciones culturales de otra sociedad, sus miembros pueden pertenecer a menudo a diferentes clases sociales y tienen conciencia de existir como grupo separado del resto de la población.

Los criterios para establecer la pertenencia al grupo pueden ser la apariencia física, el origen común en otro país o región, la lengua, la cultura o la posesión de un estilo de vida distintivo.

Las minorías raciales, étnicas y culturales son grupos subordinados o cuya posición es vulnerable a la subordinación. El término mayoría se aplica a los segmentos raciales, étnicos y culturales de la población que gozan de un rango más alto y de una situación de mayor seguridad.

Las minorías y mayorías están invariablemente ligadas a una forma, más o menos manifiesta, de lucha económica, política y social para proteger o elevar su posición en el sistema de estratificación.

Hay minorías que son endógenas* por propia elección: sería el caso de los judíos, chinos y griegos en Estados Unidos, los pakistaníes en el Reino Unido o de los gitanos en España. En otros casos, la minoría puede no tener preferencia por la endogamia, pero encontrar sin embargo el rechazo al intercambio matrimonial por parte del resto de la población: es el caso de los negros. Otras minorías no encuentran barreras ni las ponen a la exogamia*, por lo que son asimiladas, de modo que pierden su identidad separada como grupo minoritario.

En el caso de prevalecer la endogamia*, la situación pluralista una o varias minorías en el conjunto de la sociedad- puede prolongarse por siglos e incluso milenios. Sin embargo, aunque exista la exogamia, la pertenencia a la minoría puede persistir en el caso de que la prole mixta se siga asignando a la minoría. Esto ocurre en Estados Unidos con los negros, que siguen siendo “negros” aunque el color de su piel sea blanco y la negritud recesiva. “(.) cualquiera que admita tener un antecesor africano es clasificado como negro, sin tener en cuenta su aspecto”.

Las minorías étnicas suelen incorporarse a una sociedad concreta bajo circunstancias desventajosas. Entran como inmigrantes económicos (.); como pueblos derrotados que han sufrido una invasión durante guerras de conquista.

La película “Jungle Fever” de Spike Lee (1991), mediante una historia de ficción, hace un análisis pormenorizado de la relación interracial en Estados Unidos. Uno de los personajes, de aspecto inconfundiblemente blanco, explica la discriminación a la que está sometido por tener -aunque no se le note- un progenitor negro. En España este fenómeno no se ha generalizado porque los matrimonios mixtos aún son escasos, pero a medio plazo tenderán a aumentar.

Dunn & Dobzhansky, p. 72. expansión; o como pueblos derrotados transferidos desde enclaves coloniales para servir como esclavos o criados. Cada minoría posee su propio mecanismo de adaptación para sobrevivir y prosperar en la situación concreta en que se encuentra.

Otras minorías se generan dentro del entorno social, sin que medien factores étnicos o económicos. Es el caso de los disminuidos -cuya discapacidad puede ser congénita 0 traumática- y el de los y las homosexuales -cuya orientación sexual no tiene relación con la etnia o la genética-.

Este concepto abarca grupos humanos de magnitud variable, que mantienen una unidad lingüística y cultural y son conscientes de su existencia como grupo. Pueden -aunque esto no siempre sea así practicar la endogamia. Dentro de la etnia, además de la cultura y la lengua, se propagan unas condiciones hereditarias y la adaptación cultural del grupo.

Entre los diversos grupos étnicos existen diferencias culturales importantes, producto del desarrollo separado -sin contacto unos con otros-, pero no puede afirmarse que una cultura sea superior a otra.

Para que un grupo sea considerado “grupo étnico”, según Barth, debe reunir las siguientes características: 1. auto perpetuarse biológicamente; 2. compartir unos valores culturales fundamentales; 3. crear un campo propio de comunicación e interacción; 4. la pertenencia al grupo es identificable como tal por otros.

Las diferencias entre los grupos minoritarios y mayoritarios suelen ser tanto de orden objetivo como subjetivo, pero la pertenencia al grupo viene condicionada de forma decisiva por las valoraciones subjetivas. El sentimiento de pertenencia a uno u otro grupo tiene un papel trascendente.

El rasgo principal que da lugar a la valoración de un grupo como minoría étnica es, sobre todo, de índole cultural. A lo largo de la evolución histórica de un territorio, dos culturas, o una cultura principal y una subcultura, pueden discurrir conjuntamente, pero casi siempre con subordinación (.). En el grupo dominante hay unas motivaciones y actitudes de prejuicio, que se traducen en unos comportamientos discriminatorios. Estos pueden dar lugar a su vez, a autoexclusiones del grupo minoritario, que contribuyen a reforzar y mantener la discriminación.

 

Para leer o bajar este libro ejecutar el enlace abajo indicado

Emma Goldman – Minorias-versus-mayorias

 

 

Emma Goldman: Mayorías y minorías